domingo, 14 de febrero de 2016

Tarta de chocolate blanco y filipinos

¡¡Feliz San Valentín a todos!!

De nuevo nos vemos celebrando otro día del calendario, en este caso, el de las personas romanticonas empedernidas como yo :) 

No lo puedo evitar, tengo días de esos en que me encanta escuchar música pastelosa (como la llama mi catador, jaja!), quedarme en el sofá con la manta viendo una peli romántica o incluso quedarme dormida pensando que soy la protagonista de alguna historia de amor ficticia :D

Mi último reto en este campo fue conseguir que mi catador y yo viéramos "Los puentes de Madison" juntos. Yo ya la había visto, pero tenía muchísimas ganas de que él la viera conmigo, y lo conseguí!! No soltó ninguna lágrima, eso sí, ya estaba yo para llorar por los dos, pero sí que se quedara pegado al sofá hasta que salieron los créditos.

Tarta de chocolate blanco y filipinos



La verdad es que para mí San Valentín es un día como otro cualquiera. Pensamos, como la mayoría, que el amor, sea del tipo que sea, se debe recordar y vivir cada día, y que un "te quiero" sincero vale más que cualquier regalo.

Pero también es cierto que es una excusa perfecta para planear un día fuera, soprender con algún detallito o por qué no, preparar algo rico en la cocina, que por el estómago todos sabemos que también se enamora uno.

Tarta de chocolate blanco y filipinos
Yo ya tengo pensando qué hacer, pero aprovecho para presentaros la tarta que le hice a mi catador el día de su cumpleaños, y que también es ideal para un día así, sobre todo si al sorprendido le chifla el chocolate blanco ;)

De mis dos opciones de tarta me tiré a hacer la más laboriosa, pero bueno, la persona lo merecía. Y viendo y probando el resultado, no me arrepiento en absoluto.

Se trata de una tarta con base de galleta que todos conocemos pero con un relleno diferente que me recuerda mucho a la tarta de queso y al mousse, no sabría cómo explicarlo.

Tarta de chocolate blanco y filipinosLa verdad es que empecé a preparar la tarta algo desanimada y predispuesta a que no me iba a salir bien, cosa que nunca se debe hacer, y cuando ya ví que había preparado un relleno para un molde mucho más grande que el mío ví las estrellas.

En seguida recordé una tarta de piña que hizo mi madre estas Navidades y que por el hecho de usar un molde más pequeño en proporción al relleno, el sabor ya no era el mismo. Pobre, tuvo que estar toda la noche escuchando nuestras criticas constructivas acerca de la tarta :)

Así que llené el molde, metí a la nevera, y recé a todo lo que pude para que la tarta cuajara bien y estuviera buena.

Tarta de chocolate blanco y filipinos
¿Buena? ¡¡Estaba riquísima!! Se había asentado perfectamente y el sabor era increíble. Mi catador quedó encantado y ya no había que decirle que había postre en la nevera, él mismo me pedía que le cortara un trocito de tarta cada noche ;)

Así que objetivo conseguido. Os animo a todos a hacerla, al menos una vez, porque de verdad vale la pena, y conseguiréis enamorar a cualquiera que se os ponga por delante :)

Tarta de chocolate blanco y filipinos

Receta original: Blog Los postres de Teresa.

La receta original usa un molde de 27 cm. Yo usé uno de 20 cm. y me sobró relleno, pero la tarta salió igual de rica.

Ingredientes:

Para la base:

1/2 paquete de galletas Digestive
70-80 gr. de mantequilla

Para el relleno:

500 gr. de nata montada
400 gr. de queso Philadelphia
200 gr. de chocolate blanco
100 gr. de azúcar
100 gr. de leche entera
1 sobre de cuajada
8 hojas de gelatina
1 paquete de filipinos blancos

Para decorar:

1 paquete de filipinos blancos
Chocolate blanco rallado

Elaboración:

Empezamos preparando la base. Precalentamos el horno a 180º. Trituramos las galletas y echamos en un bol. Derretimos la mantequilla unos segundos en el micro y cuando esté líquida pero no caliente la añadimos al bol y mezclamos bien para conseguir una mezcla consistente. Forramos con papel vegetal la base de nuestro molde, engrasamos y cubrimos con la base de galletas aplanando e intentando que se quede bien igualado. Horneamos apenas unos 10 min. y dejamos enfriar.

Para el relleno, empezamos hidratando las hojas de gelatina en agua fria unos 10 min. Calentamos la leche con el azúcar y cuando rompa a hervir añadimos el chocolate blanco. Removemos y por último añadimos las hojas de gelatina y el sobre de cuajada. Dejamos enfriar.

Pasamos a montar la nata. A mí me gusta meter previamente el recipiente donde la voy a montar en el congelador para que monte más rápidamente. Montamos la nata. Añadimos poco a poco el queso Philadelphia sin dejar de batir para que se integre bien. Trituramos las galletas unos segundos e incorporamos a esta mezcla.

Por último, añadimos la leche con el chocolate del cazo al recipiente con la nata y removemos con movimientos envolventes.

Rellenamos nuestro molde y dejamos enfriar mínimo 12 horas en la nevera. Cuanto más tiempo dejéis mejor.

Una vez lista, sacamos, desmoldamos y decoramos la superficie con el chocolate blanco rallado y trocitos de filipinos por el centro. Ya está lista para servir.

21 comentarios:

  1. Wowwww te quedó espectacular! Me alegro que te gustara. Un beso grande Teresa

    ResponderEliminar
  2. Que pena no poder catar esa tarta, con la buena pinta que tiene, cada dia mas profesional, te superas a ti misma en cada plato o postre que haces, por que todos te quedan de rechupete, tu amiga crunchy, besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida crunchy! A ver si nos vemos pronto que sabes que en nuestras quedadas el dulce no falta, ya sea preparado por tí o por mí :) 1 besote enorme y te echo de menos!

      Eliminar
  3. Buff esto tiene que estar buenísimo... imagino que cada mordisco debe ser medio pecado, la pinta es deliciosa, seguro que yo no podría parar. La bomba de chocolate blanco:3. Nunca he probado a hacer algo así, ya tardo...
    Un beso guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es pecado y de los gordos, jejeje, pero como el amor está muy unido a eso de pecar, diremos que un día es un día ;) 1 besazo grande Mireia!

      Eliminar
  4. Se de una persona que le va a encantar esta tarta!!besos

    ResponderEliminar
  5. Me la llevo,con ese chocolate blanco tiene que estar estupenda¡¡¡
    Besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Vaya tu catador estará bien contento menuda tarta rica has preparado y para este día es perfecta conparrirla con tu amor.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, creo que lo tengo demasiado consentido, jeje! Muchas gracias por tus palabras Raquel, 1 beso gordo!!

      Eliminar
  7. Que tarta mas rica, seguro que está buenísima con los filipinos.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy si, no suelo comer filipinos pero mira que están buenos!! 1 besazo grande!!

      Eliminar
  8. Los amantes del chocolate blanco disfrutarán con esta tarta, aunque en realidad yo creo que gustará a todos, te ha quedado muy bien.
    Besos y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  9. Que delicia! Es una maravilla de tarta con esos filipinos me ha encantado, es la primera vez que me paso por tu cocina eres genial... Me quedo como seguidora tuya...
    Mil besosss!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de conocerte reina! Ya sabes que estás invitada a mi cocina cuando quieras, será un placer verte por aquí ;) 1 besote gordo!

      Eliminar
  10. MAdre mía, me comía media tarta de una sentada!! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji y yo! Está para chuparse los dedos. 1 besote grandote!

      Eliminar
  11. Hola guapa! Y con que se podría sustituir el queso? A mi costillo le encantaría esta tarta pero es alérgico al queso.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario :)