lunes, 22 de junio de 2015

Risotto a la carbonara

Ya se me había olvidado lo que era hacer una mudanza.

Y es que a menos de una semana y poco de dejar mi querido piso, toca recoger, limpiar, empaquetar, organizar, tirar...y otros verbos más que resumen lo que es en cuestión eso, mudarse.

Sólo haciendo esto te das cuenta de la cantidad de cosas que logras acumular a lo largo de los años. 

Y yo que pensaba que con un viaje sería suficiente!

Risotto a la carbonara


La verdad es que me da pena dejar el que ha sido mi hogar durante los últimos cuatro años. No es la primera vez que vivo de alquiler, pero sí la primera que he estado tanto tiempo en el mismo y yo sola. 

Echaré de menos el tapiz étnico que cuelga en el salón, su decoración de revista, su cocina tan blanca y limpia, su jardín donde me he pasado tantas tardes tomando el sol, la tranquilidad y el silencio de su urbanización.

Si pudiera me lo metía en el bolsillo y me lo llevaba allá donde vaya :)

Risotto a la carbonara
Pero bueno, no me quiero poner melancólica. Os contaba esto para que entendiérais el por qué de este risotto.

Y es que estos días la cocina y más concretamente la nevera se va pareciendo a la de un piso de estudiantes :D

Cada día van quedando menos cosas, y tampoco puedes comprar como lo harías de normal. 

Lo único que resuena en tu cabeza es la frase "tengo que ir gastando" "tengo que ir gastando".

Así que estos días me he sentido concursante de Top Chef preparando platos que combinaran combinando lo único que rondaba por la nevera.

Y así fue como me surgió la idea de este risotto que bauticé en honor a los ingredientes utilizados.

Me guié del Risotto de sobrasada y bacon que publiqué en el blog.

Espero que os guste :)



Ingredientes:

1 cebolla
1 puñadito y medio de arroz
4 lonchas de bacon
1/2 bote pequeño de champiñones laminados (unos 75-80 gr.)
200 ml de vino blanco
1 vaso de caldo de pollo
Aceite de girasol
Queso rallado de oveja curado (unas 2 o 3 cuñas)
Perejil picado
1 sobre de azafrán (opcional)

Elaboración:

Pelamos, lavamos y troceamos la cebolla. La salteamos en una sartén con un chorrito de aceite a fuego medio. Picamos las lonchas de bacon y añadimos a la sartén. Añadimos también los champiñones. Dejamos cocinar unos 10-15 minutos hasta que veamos que estén cocinados.

A continuación, echamos el arroz y rehogamos en la sartén un par de minutos. Luego vertemos el vino, removemos que se integre todo bien y dejamos que se consuma. Una vez se haya evaporado, volvemos a remover, echamos el vaso de caldo de pollo y el sobrecito de azafrán. Bajamos un poco el fuego y dejamos que el arroz se cueza.

Cuando veamos que aún queda un poco de caldo echaremos el queso rallado y removemos para que se mezcle todo bien y quede cremosito. 

Servir en el momento y espolvorear con un poco de perejil picado.

18 comentarios:

  1. Holaaa, anda estás de mudanza! yo las odio, mi hija es experta y desde luego a mi me pone nerviosísima cuando me dice que otra vez se muda. En fin, espero que sea para mejor tu cambio. Y desde luego con este risotto ya puedes estar contenta, te ha quedado de lujazo. Que bien comer así de bien todos los días.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me gustan nada, pero qué remedio! Esperemos como dices que valga la pena, jeje. Me alegro que te guste la receta ;) 1 besote enorme Marisa!!

      Eliminar
  2. Hola!! me encanta el risotto!! nunca lo había probado a la carbonara se ve delicioso, me parece una idea muy original y riquísimaaaaa... te ha quedado espectacular!! que te sea leve la mudanza!! Un besazo!!

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por todo queridísima Elena, un abrazote muy fuerte!!!

      Eliminar
  3. Se te perdona que tengas la nevera medio vacía ya que este risotto tiene una pintaza, animo guapa veras como te acostumbras pronto a tu nuevo hogar y seguro que encuentras cosas positivas en el , besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus ánimos!!! La verdad es que este risotto me ayudará a llevar la mudanza mucho mejor ^_^ 1 besote grande!!!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Jejeje la verdad es que todo "a la carbonara" está rico :P

      Eliminar
  5. Pues el resultado es increíble! Enhorabuena! Por cierto, suerte con la mudanza! A mí me encantan los cambios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por desearme la suerte. Reconozco que a mí los cambios me ponen nerviosa, pero bueno, si son por algo mejor aguanto los nervios y lo que haga falta ;). 1 besote!!

      Eliminar
  6. Me has recordado un montón a mi época de universitaria y la posterior, cuando empecé a trabajar. Da mucha pena dejar un piso, acumulas muchas cosas, muchos recuerdos y cuesta cerrar esa etapa.

    Entiendo perfectamente la actitud de "tengo que ir gastando" porque yo hacía lo mismo, y a veces salían buenos platos, como el que traes hoy, y otras veces... pues te comías lo que habías hecho con lo que quedaba y punto ji ji ji

    Me ha gustado mucho tu idea, aunque creo que yo lo haré sin colorante.

    Espero que la mudanza sea por un buen motivo y que allá donde vayas ahora te vaya muy bien

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Cuca!! Creo que a la próxima tampoco le echaré azafrán que se quedó muy amarillo, jeje. Y sobre la mudanza, ainss, la verdad es que si el cambio es a mejor valdrá la pena tanto viaje. Eso sí, esté donde esté, os seguiré leyendo, eso sin duda ;). 1 besote!!

      Eliminar
  7. ¡Uff! Las mudanzas son una mezcla de sensaciones: estrés (porque es inevitable ante tanta cosa por hacer, recoger, ordenar, no olvidar...), melancolía (en especial si le has tomado cariño y estabas cómoda en el lugar), alegría por lo que vendrá que también tiene un poco de aventura, ordenar, juntar, empaquetar, tirar, tomar consciencia de cuánta cosa (innecesaria o en desuso) teníamos en nuestra casa. En fin... Te entiendo completamente y te deseo una estupenda mudanza en sí, dándole tu propia impronta a tu nuevo lugar en el mundo ;)
    En cuanto al risotto, creo que puede ser un excelente plato para sacarte de cualquier apuro, aprovechando lo que hay en casa y disfrutando de una buena comida.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias wapisima!! La verdad es que lo que me anima y me hace ilusión es "volver a empezar" de nuevo todo. Sobre todo con el tema de la casa, podré decorarla, comprar nuevas cosas...me sentiré como una niña en Navidad :) 1 besote grandeeee!!!

      Eliminar
  8. Desde luego que las mudazas son todo un follón, y de verdad que no nos damos cuenta de lo que acumulamos hasta que nos ponemos de mudanza y acaba una agotada y con la melacancolía de dejar un hogar, ánimo!!!! El arroz una maravilla, me llevo la receta que me ha gustado mucho!! un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus ánimos Elena!! Justo me siento como dices, pero bueno, a por todaaaas ;) 1 besote enorme!!

      Eliminar
  9. Ufff...Qué estrés. Lo peor de la mudanza es...la mudanza, jajaja. No, y además, eso de encontrarte cosas que ni pensabas que tenías, hacer limpieza, escoger con lo que te quedas y lo que no...En fin, un follón =/ Así que, te deseo mucho ánimo!
    El risotto me encanta, tengo que probarlo así porque tiene que estar de vicio!^_^
    Un besote!! Feliz verano =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Kim, cómo lo entiendes! Me espera un verano ajetreado, jeje, pero espero que todo sea por una buena causa ;) Otro beso para tí y feliz verano!!

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario :)