sábado, 5 de julio de 2014

Tarta de zanahoria

Siempre había querido preparar esta tarta, conocida también como Carrot Cake. Me llamaba muchísimo la atención por su aspecto tan bonito y apetecible y esa combinación de ingredientes que la hace tan especial. Además, coincidiendo con el nacimiento de mi blog, el 4 de Julio, ¿qué mejor manera de inaugurar mis recetas duces que con una tarta típica de la reposteria americana?

La receta es del blog Cocido de sopa. Lo que me cautivó de este blog, que se convirtió en el elegido entre todos los marcadores que tenía con recetas de bizcochos y tartas de zanahoria, fue la sencillez de sus ingredientes y lo fácil que se hacía seguir sus explicaciones. Siempre tiendo a escoger recetas que utilicen ingredientes fáciles de encontrar y sobre todo naturales, algo que me ha inculcado mi madre. Si quería que ella la probará tenía que cumplir esas condiciones. No es muy amiga de las grandes cantidades de mantequilla o huevos que se usan en la elaboración de muchos pasteles, pero a veces es necesario contar con ellos. Seguro que cuando la pruebe se le olvidan todos sus requisitos :)



Podeis "tunear" la receta como he hecho yo y adaptarla a vuestros gustos. Yo os ofrezco mi receta final, pero si quereis ver la original, visitad el blog Cocido de sopa.

Ingredientes para la cobertura:

1 bote de 270 gramos de queso philadelphia
125 gramos de mantequilla. (Yo siempre uso la medida de la cucharada de sopa equivalente a 10 gramos, así que utilicé 12 cucharadas y media de mantequilla)
70-80 gramos de azúcar glas
1 cucharadita de esencia de vainilla

Ingredientes para el bizcocho:

300 gramos de harina integral
Canela molida
1 cucharadita de esencia de vainilla
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de levadura en polvo
200 gramos de azúcar moreno
4 huevos
1 vaso de aceite de girasol ( Yo uso como medida un vaso de nocilla, de los de toda la vida que reutilizamos una vez hemos rebañado hasta la última gotita de chocolate)
El zumo de una naranja
El zumo de un limón
1 o 2 zanahorias grandes
4 o 5 puñaditos de nueces peladas

Elaboración de la cobertura:

Os aconsejo empezar preparando la cobertura, así cuando la tengais la meteis en la nevera para que coja cuerpo y mientras nos pondremos con el bizcocho. Cogeremos el recipiente donde vayamos a batir los ingredientes, y echaremos la mantequilla junto con el azúcar glass. Batimos. Una vez tenemos ambos ingredientes mezclados y convertidos en una cremita homogénea y sin grumos, añadimos la esencia de vainilla y el queso philadelphia, y volvemos a batir. El resultado debe ser una crema fácil de manejar, parecida al aspecto de la nata montada pero más compacta. Probamos de azúcar y si sois golosos añadimos más azúcar glass como hice yo, batimos, volvemos a probar y repetimos la operación hasta que quede a nuestro gusto. Metemos en la nevera y nos ponemos con el bizcocho.

Elaboración del bizcocho:

Encendemos el horno (opción parte de abajo) a 180º.  Comenzaremos mezclando los ingredientes secos: cogemos un bol y tamizamos la harina. Recordad que así la harina coge aire y nuestro bizcocho quedará más jugosito. Espolvoreamos generosamente con canela, echamos el bicarbonato, la levadura y el azúcar moreno.

En otro bol, mezclaremos los ingredientes líquidos. Cogemos los huevos y separamos yemas y claras. Las yemas irán a otro bol grande y las claras a otro recipiente donde más tarde las montaremos. Yo siempre limpio ambas partes del huevo de las famosas "gallauras" que llama mi madre. Añadimos a las yemas los zumos de la naranja y el limón. Batimos. Vertemos al bol de los ingredientes secos y mezclamos. Rallaremos las zanahorias y llenaremos un vasito de nocilla con esta. Lo que nos sobré no lo tiréis porque nos servirá para decorar la tarta al final. Picaremos las nueces y añadimos junto con la zanahoria a los demás ingredientes secos. Por último, montaremos las claras. Acordaros de que no montarán si por accidente ha quedado algún trocito de yema en las claras. Cualquier elemento que no sean las claras nos impedirá que monten bien. Una vez las tenemos montadas, las incoporamos a nuestra mezcla. Removemos con movimientos envolventes para que se oxigene la mezcla y le dé esponjosidad a nuestro bizcocho.

Colocamos papel de horno sobre el recipiente donde vayamos a hornear nuestra tarta, y vertemos la mezcla.
Introducimos al horno y dejamos unos 60-70 minutos. Pasado ese tiempo, comprobramos que el bizcoho esté hecho por dentro pinchando suavemente con un tenedor, y si sale limpio enhorabuena! nuestro bizcocho está listo. Sacamos y dejamos enfriar. Una vez frio, con una espatula esparcimos la cobertura por la base de manera uniforme. Acabamos decorando con un poquito de zahanoria rallada y nueces.

El resultado es una tarta de 10, aunque mi madre me puse un 7, jajaja, tengo una maestra muy exigente. Eso sí, le encantó el sabor de la cobertura. ¡Reto conseguido!

2 comentarios:

  1. Me encanta el blog y la ternura con la que muestras las recetas. Creo que me voy a lanzar con esta porque tiene una pinta...receta apuntada!! Saluditos desde Castellon ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Bea!! Espero verte pronto preciosa!! Muuua!!!

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario :)