lunes, 13 de octubre de 2014

Tarta Kit-Kat

Que no, que no me ha entrado la fiebre de los dulces, ni me estoy entrenando para estas Navidades, jaja, os explico. 

Tarta Kit-Kat

Esta tarta fue un dulce de "compromiso". Y es que el sábado pasado tuvimos comida familiar en casa de mis suegros, y claro, mi chico me sugirió que llevara algo dulce por el cumple de su sobrina. Automáticamente supe qué iba a hacer, una tarta de aprovechamiento!

¿Y qué tarta es esa? Pues una tarta con un montón de ingredientes que se te han quedado en la nevera de otras recetas pasadas y que necesitan usarse antes de que se pongan malas. Ya me sabe mal tirar comida, pero algo dulce?? nunca en mi nevera, me niego!

Así que la tarta Kit-Kat me dejaba camuflar ese popurri de ingredientes sin que nadie lo notara.

Así de simple: preparé un bizcocho 1,2,3, de esos normalitos que aprendemos cuando damos nuestros primeros pasos en la cocina.

A partir de aquí, vino la transformación: lo corté en tres trozos para tener dos rellenos. En uno puse lo que me sobró de la cobertura de queso que usé para los cupcakes, y en el otro el buttercream que no llegó a ser buttercream, pero que aunque se quedó líquido estaba riquísimo de sabor, y no podía desaprovecharse. En la receta no os lo incluyo porque no creo que valga la pena hacerlo, pero la cobertura de queso sí puede sustituir a cualquier relleno.

Y por último: con lo que me sobró de ganaché de chocolate, cubrí el exterior del bizcocho para así pegarle los kit-kat. 

Tarta Kit-Kat





Importante: para hacer este bizcocho necesitais un molde más bien alto, ya que los kit-kat necesitan que las paredes del bizcocho se peguen a ellas. Si lo haceis muy bajito no tendrán apenas donde adherirse y esteticamente no quedará tan bonito.

Qué pena que no pude fotografiar el corte en este caso, pero tengo que decir que la tarta triunfó, y eso que su familia precisamente no es muy devota del dulce. Con un trozo tendréis bastante, pero creédme, tendréis un subidón de endorfinas para el resto del día ;)

Tarta Kit-Kat



Ingredientes:

Para el bizcocho:

1 yogur natural azucarado
1 medida de yogur de aceite vegetal
2 medidas de yogur de azúcar
3 medidas de harina (yo usé harina de centeno, podéis usar la que más os guste)
1 cucharadita de extracto de vainilla
Canela en polvo
1 sobre de levadura
3 huevos
2 cucharadas de cacao puro en polvo Valor

Para el ganaché de chocolate pulsa aquí.

Para la cobertura de queso pulsa aquí.

Para decorar:

7 u 8 paquetes de Kit-Kat
Lacasitos

Elaboración:

Lo primero que haremos será el bizcocho. Precalentamos el horno a 180º la parte de abajo. En un bol echamos el yogur, el aceite, el azúcar, el extracto de vainilla, la levadura, el cacao y la canela. Mezclamos. Añadimos la harina tamizada mientras vamos batiendo con la barilla para que se integren bien los ingredientes. En otro recipiente separamos las claras de las yemas, añadimos las yemas al bol con el resto de ingredientes, y en el otro recipiente montamos las claras. Cuando estén a punto de nieve, vertemos en el bol y removemos con movimientos envolventes. Vertemos al molde y metemos al horno durante unos 45 min. 

El tipo de molde que usé, el mismo que para la cheesecake, requiere más tiempo de cocción, por ser pequeño y alto. Pero de normal, en moldes más anchos y bajos con 30 minutos es suficiente. No abráis el horno a mitad cocción, ya que como sabéis el bizcocho no subirá debidamente. Sólo cuando haya pasado el tiempo abriremos y comprobaremos con un tenedor si por el centro está hecho. Si sale el tenedor limpio apagamos el horno, sacamos y dejamos enfriar. Si no, lo dejaremos más tiempo en el horno.

Mientras el bizcocho templa, podemos preparar el ganaché de chocolate, que también dejaremos enfriar, y la cobertura de queso, que una vez lista meteremos a la nevera para que enfrie y coja cuerpo. Una vez tengamos los ingredientes preparados, procederemos al montaje:

Cortaremos el bizcocho en dos para rellenar con la cobertura de queso. Una vez relleno, pasamos a cubrir con el ganaché todo el bizcocho, alisando bien con la espátula para que quede todo bien liso e uniforme. Para acabar, vamos colocando los kit kat con cuidado, juntándolos bien y presionando con cuidado para que queden bien pegados, y por último echamos los lacasitos en la superficie. 

Es necesario meter a la nevera y dejar enfriar para que el ganaché se endurezca y los kit kat queden bien pegados. 

Como veis, el resultado vale mucho la pena :)

Tarta Kit-Kat
Vestida para estar por casa.




Tarta Kit-Kat
Vestida para la fiesta!!



12 comentarios:

  1. Muy original la tarta con los kitkat y los lacasitos.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Una tarta muy original y deliciosa, te ha quedado divina!! seguro que encantó a todos!! besotes

    ResponderEliminar
  3. Será una tarta de aprovechamiento, pero se ve de lujo

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, gracias Cuca! 1 beso enorme, eres un encanto!

      Eliminar
  4. ESta tarta queda preciosa, yo la se la hice a mi hija para su cumpleaños y quedo encantada.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, queda super vistosa y bonita :) 1 besote Lola!!

      Eliminar
  5. Vaya pedazo de tarta! A eso lo llamo yo un buen aprovechamiento! Qué ganas tengo de hacerla pero me da un miedo eso de los kit kat... se me caen todos seguro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, seguro que no, te quedaría mucho más bonita que ésta seguro ;) 1 beso y muchas gracias!!

      Eliminar
  6. Mira que queda vistosa esta tarta, y yo aún no la he preparado.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario :)